#PrevSerie 1×03: “Volver a sentir”

-He decidido que entremos en el bosque. – Afirmó Randy a Night. A continuación echó un vistazo a la zona forestal con la nota en su mano que le habían dado. Al parecer, un aliado pretendía dirigirles a un sitio donde estuviesen a salvo pero la falta de memoria había dificultado las cosas. – No sé que significa lo de “donde no llega la luz” pero por lógica si nos escondemos por ahí, poca luz nos dará.

Night se encogió de hombros y vio razonable su conclusión. Siguió a Randy y ambos sortearon una elevación del terreno que daba a una zona de arbustos. Randy no miró atrás pero Night, curioso, lo hizo por última vez y dejaron la cabaña y su lugar de encierro.

Durante unos minutos caminaron con desconcierto, esperando que el bosque les indicase el camino a seguir pero cualquiera debería saber por entonces que un bosque oscuro, con zarzas y altos pinos poca hospitalidad iba a ofrecer. Para ir rompiendo el hielo, Night tomó a Randy por el hombro:

-Entonces… – Usó esta primera palabra para hacer de enlace con la nueva conversación y lo que comenzaron a hablar. – No recuerdas nada.

Randy negó con la cabeza.

-Para mi eres nuevo, te acabo de conocer.

Night se llevó la mano a la boca, haciéndose el ofendido y exagerando el dolor ante dichas palabras.

-¡Oh! ¡Eso ha dolido más que borrarme de amigo en Facebook! – Dramatizó y eso llevó a Randy a reír con naturalidad. Fue la primera vez que rió y no hay cosa más hermosa en el mundo que tener constancia de tu primera sonrisa en el mundo. Al instante él también se dio cuenta de ello pero no quiso pensarlo, solo sintió. – En serio, supongo que querrás saber porque estabas ahí abajo, ¿no? Debe ser un poco locura escapar de un sitio sin recuerdos previos. – Randy asintió y Night le hizo una seña.

Colocó a Randy contra un árbol y comprobó que nadie les estaba siguiendo. Entonces, el chico moreno confesó:

-Llevamos meses con ellos, construyendo algo, no sé que de robótica que ahora mismo no nos interesa. Al menos no a ti. Durante… – Calculó rápido. – Casi medio año nos han tenido trabajando a la fuerza. A mi, por mi madre, que la pobre debe de estar esperándome, seguramente destruida sin saber que me ha pasado… – Su cara cambió de golpe. – Oh, mamá, cuando me vea de nuevo ella… Se va a volver loca.

Randy le dejó unos segundos para asimilar y procedió a interrumpirle.

-¿Y yo? ¿Por qué luchaba?

-¿Tampoco…? – Se golpeó la frente, autolesionándose por creer que de eso sí se acordaría. – Ya sabes… Me lo dijiste un día, una mañana en la que no encontrabas un destornillador y… Y me hablaste de él.

Sin comprender a quién se estaba refiriendo, Night suspiró y le miró a los ojos.

-Por tu hijo, Randy, por él luchabas.

El joven abrió los ojos completamente descolocado pero no hubo tiempo para reaccionar porque antes de que pudiese decir algo frente a aquella revelación, Night le tomó por el rostro y le dijo:

-Luchabas por él y también por esto. – Y le besó.

 

 

“Donde no llega la luz” había sido la única directriz que les había dado Silvia con la esperanza de que no se retrasaran, de que llegaran a salvo y de que nadie les retuviese. Lo hizo en clave para evitar problemas mayores. Si la descubrían, ella pagaría el precio del rescate y no es moralmente correcto traicionar a la mano que te da de comer.

Sin embargo, Silvia tenía planes que habían llevado a dar la espalda a todo cuanto creía. Planes que esperaba que Randy recordase pues fue con él con quién había planeado todo, con quién había pautado escapar aquel día, a aquella hora. A Randy le explicó claramente donde estaba ese sitio, “dónde no llegaba la luz”. Randy lo sabía todo pero resultaba complicado cuando el único receptor de tu mensaje ni siquiera te recuerda.

Pero… ¿Si un padre no recuerda a su hijo? ¿Cómo recordar al amor de su vida, a la mujer que dio a luz a su hijo, a la que se infiltró por él en aquel mundo subterráneo y le rescató a toda costa?

Ahora Silvia esperaba y lo haría eternamente si hiciese falta. No lo haría, por el contrario, si supiese que en aquel preciso instante, mientras ella contaba los minutos para ver a Randy, sus labios sentían los de otra persona en carne propia.

AHORA TÚ DECIDES COMO SIGUE LA HISTORIA…
¡Y NO OLVIDES COMENTAR EN TWITTER QUE TE HA PARECIDO!

VOTA el JUEVES en @PreviouslySerie y este DOMINGO… ¡EL PRÓXIMO CAPÍTULO!

2 comentarios sobre “#PrevSerie 1×03: “Volver a sentir”

Comentarios cerrados.