La promesa de todas las series: “Volvemos a la 1T”

Pensamos, erróneamente, que el mundo seriéfilo está viviendo un enriquecimiento absoluto, donde encontramos un amplio catálogo de posibilidades para cubrir todos nuestros selectos gustos de forma individual. La realidad difiere mucho de esta idea que se nos empeña en inculcar. Lo que nos venden, en el fondo, no es lo que queremos. O al menos, no lo que deberíamos querer.

series-tv

Los caminos están hechos para tener baches y al hablar de series el concepto no varía. Si bien plataformas como Netflix están permitiendo el acceso de todos a todo, no es cantidad lo que deberíamos buscar sino calidad. Tanto en series como en cine se está viviendo un efecto dominó arrastrado por un siglo donde el conformismo o el contento momentáneo es el único fin de las producciones.

Si en el ámbito cinéfilo encontramos el constante rumbo de las obras en su búsqueda por repetir el mismo producto visto en el siglo XX pero con otro envoltorio, las ficciones han encontrado su propio talón de Aquiles: El avance. Para entender bien esto, hay que partir de que una serie empieza con un piloto que debe de otorgar algo interesante, gratificante y, a poder ser, arrojar suspense que nos lleve a ver más. Un buen comienzo lo es todo, no importa el género o el contexto del que hablemos. Sin embargo, existe un gran peligro si vas a aceptar el reto de seguir más de una temporada: ¿Cómo llevar esto sin bajar el listón? Y es ahí donde las ficciones caen en picado.

sttitles

“Stranger Things” es candidata a romper en sus próximas temporadas con todo lo planteado en este artículo.

Evidentemente, esto es un análisis general y son muchos los casos que rompen este esquema donde su meta está en superarse cada season “Game Of Thrones”, a pesar de su liberalidad literaria, “The Flash” o “LOST” en el pasado, pero está resultando cotidiano la afirmación de muchas series. ¿Cuántas veces hemos escuchado en 2016 que “la próxima temporada será una vuelta al origen”? Esto puede sonar satisfactorio, nos están dando lo que queremos, ¿no? ¿Pero es qué nadie piensa en el vacío entre lo que empezó y lo que nos dan ahora? ¿Es necesaria una vuelta al principio? Esto solo sugiere una cosa: Que hasta los encargados de la serie son conscientes del mal desarrollo.

Con cierta probabilidad, al leer estas líneas muchos penséis en varias series: “Arrow”, “The Vampire Diaries”, “Once Upon A Time” o “The 100” son ejemplos de esta sonada respuesta. Las ficciones deberían de dejar de prometer regresos “al origen”, y prestar atención a sus errores. ¿Para corregirlos solo pueden ofrecernos lo que nos dieron el primer día? ¿Dónde está la evolución? ¿No es, al contrario, una retroevolución? No queremos promesas ni cantidad, queremos calidad y esto es algo muy ausente en la oferta actual. No dejemos que escenas bonitas nos desvíen de lo que anhelamos: Un buen guión, una buena estructura y personajes con un trasfondo que nos encandiló en el minuto 1 y de los que ahora tan solo nos hemos acostumbrado. No deberíamos conformarnos con que la historia del momento emborrone el camino que se empezó.

No queremos “otra 1ra temporada”. Si nos vais a dar más, queremos una 4ta, una 5ta, una 6ta. Queremos que valga la pena seguir pegados a la pantalla y no que nos deis productos para dejarnos conformes. Queremos que arriesguéis, no que nos deis lo evidente. Solo pedimos que nos tengáis en cuenta porque sin espectadores, no habría series. Basta de promesas con tal de que no abandonemos la ficción. Así que no. No uséis de nuevo lo que un día nos enamoró. Sencillamente, enamoradnos cada día más.

1.003 comentarios sobre “La promesa de todas las series: “Volvemos a la 1T”